Mi propósito de vida.

Las 5 preguntas que me ayudaron, por si te sirven para encontrar el tuyo. Así sabrás cómo empezó todo esto...

 

Durante el 2020, gracias a la pandemia, tomé una de las decisiones más complicadas en la vida, pero de las que menos me arrepiento:

 

Ser coherente contigo mismo.

 

Lo sé, debo aterrizar la frase anterior. Dame tiempo.

 

Durante más de 25 años seguí el camino convencional, el que nos marca la sociedad, el que nos dicen nuestros padres, abuelos...

Estudia mucho, trabaja duro y la vida te recompensará. Serás feliz.

Estudié tres ingenierías. 

Trabajé duro con largas jornadas sin horario de salida para esas grandes empresas que todos soñamos cuando somos jóvenes.

Y nunca me sentí pleno, ni con serenidad. Digo esto porque la palabra "feliz" no me gusta.

 

Navegando por YouTube, encontré al que luego sería mi único jefe, mentor y el más justo que he tenido. Me dio un consejo que quiero compartir con vosotros.

Me mostró un vídeo sobre cómo encontrar el propósito de tu vida en los próximos cinco minutos.

Ya había visto varios sin éxito con un estilo similar pero hay una frase en ese vídeo que me apuñaló:

"Siento como si hubiera malgastado la mitad de mi vida"

 

 Tocado y hundido. Game Over. Jaque Mate. 

 

En el vídeo se explica que debes hacerte cinco preguntas. Las dos primeras son sobre ti, donde nos enfocamos la mayoría, pero las otras tres van sobre los demás. Esto era diferente porque siempre que buscamos nuestro propósito de vida, pensamos en nosotros.

 

Por tanto, empecé a realizar ese ejercicio. Lo he ido madurando a lo largo de estos años porque tu primera versión, solo es eso, un primer paso.

Pero quiero compartir contigo mi ejercicio y, de paso, sabrás un poco más de mí.

  

 1 de 5. ¿Quién eres?

Con menos de 20 años, te habría dicho que era un fracasado escolar porque suspendía casi todas las asignaturas en el instituto y universidad.

Luego te diría que soy ingeniero industrial e informático, más tarde responsable de sistemas de información y centros de control para Red Eléctrica de España.

Luego padre de dos hijos.

Luego que...

Pero ninguna es la respuesta.

Soy Marcos, y uno es lo que son sus valores reales.

Y digo valores reales porque deben estar respaldados por sus acciones, no deseos.

Mis valores son mi familia, serenidad o tranquilidad, la creatividad y tener libertad de tiempo (horario), espacio (geográfica), y materia (no me gusta que me etiqueten).

Estos valores antes eran deseos, totalmente incompatibles con todos mis trabajos anteriores.

Por estaba frustrado. Había un conflicto de valores en mi vida.

Pero, ser coherente contigo, con tus valores, a veces, alguna vez, probablemente, casi siempre implica miedo, salir de tu zona confort o ir en dirección contraria a lo socialmente aceptable.

Esto es lo complicado. 

Hacer el ejercicio que te voy a proponer es muy sencillo. 

 

 2 de 5. ¿Para qué lo haces?

Hay una conocida y antigua parábola de un peregrino que se encuentra en una cantera a varios esclavos picando piedra y les va preguntado qué hacen:

  • Uno, de malas formas, que está picando piedra con mucho sacrificio.
  • Otro, de manera más solemne, dice que está picando piedra para ganar dinero y mantener a su familia.
  • El último, contento, responde que pica piedra para construir una gran catedral.

Si trabajas por cuenta ajena y te duele escuchar esto, seguramente estás en las dos primeras fases. 

Si no te ves en la tercera fase, tus valores están desalineados.

Durante muchos años, estuve gestionando datos de grandes empresas para ayudarles a transformar datos en decisiones que les hiciese ganar más dinero: empresas de automoción, energía, plásticos, mineras, seguridad, cerámicas, etc.

Yo estuve más de 20 años en la segunda fase, trabajando para ganar dinero para mí, luego para mi familia. Tenía un buen sueldo, pero ni el dinero ni la seguridad estaban entre mis valores. 

 

¿Cómo puedo alinear mis valores con eso que me gusta y ayudar a otros?

No fue sencillo, pero si das pasos en el camino correcto y acompañado de tus valores, os prometo que ocurren cosas, tarde o temprano, como así fue.

Decidí poner al servicio de las personas como tú todo lo que había aprendido gestionando datos para grandes empresas, pero ahora orientado a la gestión del conocimiento personal. 

Desde detección de patrones, sistemas Kanban, Kaizen, Just in Time, GTD (Getting Things Done), método PARA, Wikis , etc., que había implementado, hasta otros métodos físicos como Zettelkasten usados por académicos, que siempre habían llamado mi atención pero no se podían aplicar fácilmente.

Sin embargo, a partir de 2020, aparecieron herramientas digitales personales gratuitas que lo permitían.

Así nació este proyecto. 

Empecé creando y registrando la marca "Cerebro Digital" y esta web en la que estás: cerebrodigital.club

Luego, empecé a subir vídeos sobre esta temática en YouTube.

Poco a poco, a la gente le debió gustar, por tanto, Google y YouTube empezaron a mostrarlo para términos sobre aprendizaje, Zettelkasten, modelos mentales, gestión del conocimiento personal, cerebro digital, o herramientas como Notion y Obsidian. Seguramente por uno de estos canales me habrás conocido.

 

El primer año 2021, fueron pérdidas. Esto con dos hijos e hipoteca.

Reflexiona sobre todos los monstruos y miedos que vinieron a acosarme.

Recuerdas lo que te dije antes sobre el miedo. 

Un consejo: yo ya sabía que vendrían a verme y estaba casi preparado.

Para otras cosas que ocurrieron uno nunca está preparado, pero eso es otra historia.

Estas dos primeras preguntas estaban enfocadas en mí. Ahora las tres siguientes están enfocadas en los demás.

 

3 de 5. ¿Qué quieren los demás que tú sepas hacer?

Puedes tener claros tus valores y en lo que eres bueno, pero salvo que vivas de subvenciones, todo funciona por la curva de oferta demanda.

¿Qué sabes hacer que demande el mercado?

En mi caso, lo tenía claro, la gestión de datos e información para personas como tú y yo.

Mientras las empresas gestionan datos de forma digital con herramientas de motores asociativos, bases de datos relacionales, NoSQL, etc. En el ámbito personal, la gente todavía está en la fase inicial, pintando bisontes en cuevas, o casi, leyendo libros y usando cuadernos en papel.

Esto es mejor que nada, antes las empresas también tenían cuartos con estanterías llenas de archivadores, pero ahora ya no.

Esta desaparición gradual de archivadores y papeles en las oficinas de las empresas, que vemos obvia, no la extrapolamos a nuestra vida personal.

Por tanto, precisamente mi trabajo es divulgar que existen otras formas de organizar la información, que algunas de las cuales son las mismas que usan las grandes empresas y que puede aplicar en tu día a día para retener mejor la información y tener más foco.

 

4 de 5.¿Cómo cambia a los demás lo que tú sabes hacer?

Lo hago para esas personas que sean conscientes de que organizar la información y saber cómo tomar notas puede ayudarte a convertir la información que te rodea en un mapa o guía para aprovechar mejor tu vida:

  • Capturando y procesando de forma efectiva la información, puedes transformar tu conocimiento en acción.
  • Saber que tus frágiles ideas pueden ser volcadas fácilmente a un lugar donde estén todas juntas.
  • Tomar notas por escrito es la mesa de trabajo de los artesanos del conocimiento: pensamientos, reflexiones, ideas, modelos mentales. Es la forja donde moldeamos, refactorizamos damos forma a todo esto.
  • Crear activos de efecto compuesto que te ayuden a conseguir tus objetivos.

 Pero como los resultados no son inmediatos, mi principal labor es divulgar pequeñas ideas y cambios que pueden ir notando a corto plazo.

 

5 de 5. ¿Para quién lo haces?

Esta es la fase final de nuestro propósito, mejorar la vida de los demás.

Para la gran mayoría no lo hago porque no está preparada. No lo digo con ánimo de ofender, sino que para ayudarlas necesito que estén en un punto concreto de consciencia.

Me explico.

Hay una forma muy sencilla de ser viral en redes sociales. 

Y es ofrecer soluciones simplonas a problemas complejos.

A la base de la pirámide social le encanta esto. YouTube está lleno de estos vídeos.

Bueno, pues todo el que espere una solución sencilla o simplona a un problema complejo, como es organizar la información y tomar notas, no es mi público y no les podré ayudar.

Así de simple y directo.

Lo siento, aprender a organizar la información, a tomar notas efectivas lleva tiempo. 

No es complicado, pero tampoco son cuatro tardes como igual alguno espera. 

 

Otros para los que tampoco es.

Si todavía eres de los que cree que el papel es el mejor contenedor para guardar y gestionar la información tampoco es para ti.

Al menos, todavía no estás en ese punto.

Si, incluso viendo que las empresas organizan su información en digital, todavía crees que el conocimiento personal es una excepción, tampoco es para ti.

Lo siento.

Para todos los demás, quiero enseñaros algo.

 

Esto de aquí debajo soy YO...

...Bueno yo no, realmente es mi Cerebro Digital con sus distintas notas tipo.

Cada color es una nota tipo que representa el mapa de mi vida de forma visual, en forma de grafo donde cada nota se relaciona con otras y se agrupan por colores.

Si te interesa, puedes empezar a organizar tu información, a tomar notas creando lo que llamo un Cerebro Digital. 

Puedes suscribirte aquí abajo.

Por todo esto, mi motivación hoy en día es este club y lo veo totalmente alineado 100% con toda mi trayectoria profesional.

Y mi idea es trasladarlo al mundo personal.

 

El mejor momento ya pasó, el segundo mejor es ahora

Ya sabes ese dicho que el mejor momento para plantar un árbol fue hace 10 años, el segundo mejor es ahora.

Lo mismo aplica para crear un Cerebro Digital o empezar a gestionar tu información personal.

 

AVISO IMPORTANTE: si te suscribes hoy como si no, que sepas una cosa y algún día te acordarás.

Ahora estoy dando un regalo que igual luego lo quito. 

Algún día empezarás tu propio Cerebro Digital, igual cuando sea algo más habitual, como ahora es tener Internet en los hogares.

Entonces, lo que está por ver, es la fecha. Si será hoy o dentro de unos años.

Recuerda que dentro de unos años, no tendrás toda la información que puedes empezar a guardar y procesar ahora.

Si quieres saber el vídeo al que me refiero, suscríbete y pregúntame por el correo para que te responda.

Tú puedes empezar hoy, apuntándote aquí abajo.

 

EMPIEZA A CREAR TU CEREBRO DIGITAL

Tu Cerebro Digital es un activo para toda la vida.

Cuanto antes empieces mejor.

Si no te gusta, puedes darte de baja mucho más fácil que suscribirte.

Solo pulsando el enlace Anular que hay al final de todos los correos. Cero spam.

 

Este sí soy yo, en algún lugar esperando a John...

Suscríbete y te diré qué tiene que ver John con todo esto.